¿Te ha gustado el artículo?
0
¿Te ha gustado el artículo?
0

Crea capturas de pantalla en Windows fácilmente

Las capturas de pantalla, también conocidas como pantallazos o screenshots, son un medio de gran utilidad cuando se quiere mostrar a compañeros o conocidos lo que en ese momento está ocurriendo en el monitor, especialmente si has descubierto algo divertido, si deseas hacer algún tipo de puntualización sobre una presentación o si le quieres enseñar al personal de asistencia técnica qué es lo que está fallando en el sistema. Por suerte, para ello ya no es necesario recurrir a una cámara de fotos, sino que los sistemas operativos de Apple y Windows ya integran herramientas que se ocupan de este trabajo. Aquí podrás aprender a crear y editar pantallazos en Windows en poco tiempo.

Capturas de pantalla en Windows 7, 8 y 10

Crear screenshots con el sistema operativo de Microsoft es relativamente fácil. Al pulsar la tecla [Impr Pant] (a veces también llamada [Imprimir Pantalla], [Imp Pant], [ImpPnt] o [SysRq PrtScn]) se copia directamente en el portapapeles la vista actual de la pantalla. Esto quiere decir que, si en el momento de capturar la pantalla se están usando dos monitores, se creará una copia de ambas pantallas. No obstante, también es posible crear una captura de una sola ventana seleccionando en primer lugar la ventana deseada, para a continuación pulsar el atajo de teclado [Alt] + [Impr Pant].

Hecho

La tecla para imprimir la pantalla lleva ya bastante tiempo integrada en los teclados de los ordenadores. En la era del MS-DOS, al pulsar esta tecla se enviaba el contenido que se mostraba en ese momento en la pantalla directamente a la impresora para proceder a su impresión. Sin embargo, en los sistemas más modernos esta tecla tiene el objetivo casi exclusivo de crear copias digitales, dejando atrás las impresiones en papel.

El cursor del ratón no aparece en las capturas de pantalla. A priori, esto puede constituir una ventaja, ya que no tienes que preocuparte de si el cursor oculta o no algún dato importante, pero también puede convertirse en un inconveniente cuando se quiere señalar algún elemento específico en la captura de pantalla, dado que en estos casos el puntero puede resultar realmente útil. Para poder destacar elementos en un screenshot debes instalar una herramienta externa.

Nota

Puede darse el caso de que la distribución de teclas o su denominación varíe según el idioma del teclado utilizado. Así, por ejemplo, si usas un teclado destinado a los hablantes del área anglosajona, la captura se realiza con la tecla [Print], [Prnt] o [Prnt Scrn] que procede de “Print Screen”, esto es, «imprimir pantalla». También es importante tener en cuenta la distribución de las teclas en los ordenadores portátiles, ya que, por ahorrar espacio, las teclas suelen tener una doble función. Por ello, en algunos equipos es necesaria la combinación [Fn] + [Impr Pant] para realizar copias de la pantalla.

Tras haber pulsado la tecla para realizar la captura de pantalla, esta se guarda primero en el portapapeles, esto es, un espacio de almacenamiento temporal usado por Windows para guardar elementos recién copiados o cortados (por ejemplo, al editar textos de Word cuando se quiere cortar y pegar). Desde el portapapeles puedes insertar la captura en un programa como Paint. Abre este sencillo programa de edición de imágenes y pega la foto del portapapeles, bien desde la lista del menú o bien con el atajo de teclado [Ctrl] + [V].

Una vez has guardado la captura como archivo de imagen con un formato específico, puedes proceder a guardarla o enviarla. Paint ofrece funciones básicas para editar imágenes, como la señalización con colores o la inserción de flechas, aunque también puedes recurrir a otros programas gráficos como Gimp o Paint.NET, ya que con estos obtienes muchas más posibilidades de edición.

Asimismo, también se puede usar la captura almacenada en el portapapeles con otras aplicaciones de Windows, ya que, por ejemplo, puedes pegar la captura directamente en Word si necesitas insertar una imagen de la pantalla. En Microsoft Word se dirige el cursor al lugar en el que quieres que aparezca la captura de pantalla y se pega desde el portapapeles. Este procedimiento se repite cuando se quieren insertar capturas de pantalla tanto en el resto de programas de Office como en otros programas de edición de textos similares.

Para las capturas de pantalla en Windows 8 o 10 existe otro atajo de teclado disponible. Si pulsas al mismo tiempo [Win] + [Impr Pant] se crea una captura de pantalla que directamente se exporta a un nuevo archivo. Windows la guarda en formato PNG y la almacena en una carpeta extra para capturas en la que los archivos aparecen enumerados de forma ascendente.

Recortes: la herramienta para crear screenshots en Windows

Si bien la función de la tecla de imprimir es rápida, útil y sencilla, también es muy limitada. Por este motivo, Microsoft ha desarrollado otro método para hacer capturas de pantalla en Windows a través de la herramienta Recortes, instalada por defecto en el sistema operativo y capaz de ofrecer muchas más opciones para crear capturas de pantalla que se adaptan mejor a las necesidades de los usuarios. Una vez hayas abierto el programa, puedes elegir entre diferentes tipos de recorte:

  • Recorte de pantalla completa: este ajuste se corresponde con la función de la tecla de imprimir pantalla, de forma que se puede crear una copia completa de la pantalla o las pantallas con un solo clic.
  • Recorte de ventana: en este caso se debe seleccionar primero la ventana de la que quieres hacer la captura de pantalla. Al colocar sobre ella el cursor del ratón, esta se hará visible mientras todo lo demás queda bajo un filtro nublado. Al hacer clic sobre la ventana seleccionada, se crea el screenshot.
  • Recorte rectangular: con este ajuste puedes elegir la parte concreta sobre la que quieres realizar la captura, que tendrá forma rectangular. Por ejemplo, si antes de capturar la pantalla, ya sabes que solo una parte de la pantalla es importante, puedes guardar solo esta región, de tal modo que la persona que recibe la imagen tendrá enseguida constancia del motivo de la captura. Además, con esta función se puede eliminar información personal de la captura. Haz clic con el ratón para seleccionar la zona deseada y cuando lo sueltes se crea la captura de pantalla.
  • Recorte de forma libre: este ajuste ofrece mayor libertad, ya que permite crear screenshots seleccionando manualmente la zona deseada. La calidad de la forma de la zona elegida dependerá de tus habilidades para pintar con el ratón. En este caso, las copias se crean en el momento en el que se suelta el botón del ratón, de modo que si esto ocurre cuando aún estabas dibujando la zona, la misma herramienta Recortes es la que completará la captura uniendo el punto inicial con el final a través del camino más corto.

A diferencia de la captura con la tecla para imprimir pantalla, la herramienta Recortes muestra la imagen inmediatamente, de modo que se puede comprobar sobre la marcha si se han creado según lo planeado. En caso de que no haya sido así, inténtalo tantas veces como sea necesario volviendo a pulsar en “Nuevo”. Una vez obtenidos los resultados deseados, ya puedes insertar marcas. Con instrumentos como el lápiz puedes subrayar, dibujar círculos o flechas para resaltar zonas importantes y con el marcador de resultados tienes la posibilidad de pintar directamente sobre frases o cifras importantes. Por último, debes elegir qué hacer con el screenshot:

  • Guardar: al hacer clic sobre “Guardar“ se abre una ventana en la que puedes definir el lugar del almacenamiento, el nombre del archivo y su formato, entre los que se encuentran PNG, GIF, JPEG y MHTML, utilizado para archivar páginas web.
  • Copiar: también puedes copiar la captura de pantalla en el portapapeles, pues al igual que ocurría al usar la tecla de imprimir pantalla, el pantallazo resultante de esta herramienta se puede usar en diferentes aplicaciones, por ejemplo, en un documento de Word.
  • Enviar: las capturas de pantalla también pueden enviarse por correo electrónico, insertando la imagen directamente en un nuevo mensaje o enviándola como archivo adjunto. Para ello es necesario que uses un programa de correo determinado y no la aplicación web de tu proveedor de correo electrónico.

Si usas Recortes para hacer screenshots en windows 10, la herramienta ofrece una opción adicional: el temporizador. Como ocurre con el disparador automático de una cámara, si activas el temporizador, la captura se crea pasado un tiempo estipulado que puedes aprovechar, por ejemplo, para modificar los ajustes visibles durante un tiempo determinado o que requieren mantener pulsada una tecla.

Problemas en la creación de capturas de pantalla

Al crear capturas de pantalla de otros programas suelen aparecer errores. Por ejemplo, si quieres hacer una captura de un vídeo o de un juego, a menudo se obtiene como único resultado una imagen negra, lo que se debe en la mayoría de los casos a un conflicto en la tarjeta gráfica. A menudo, este problema se soluciona modificando la pantalla completa a modo ventana. Además son muchos los casos en los que tanto los programas de reproducción de vídeo como los de juegos incluyen una función específica para capturas de pantalla que se activa mediante un atajo de teclado determinado.

Existen casos como el de Netflix, en los que los proveedores del software conscientemente impiden que se hagan capturas de pantalla debido a los derechos de propiedad intelectual. La gestión de derechos digitales (DRM, del inglés Digital Rights Management) evita que se realice la captura de imágenes para proteger los derechos de los propietarios. Por lo tanto, si la causa de que no puedas realizar la captura en tu sistema Windows tiene relación con este tema, debes aceptarlo.

Herramientas externas para realizar pantallazos en Windows

Aunque Recortes ofrece más opciones de edición que el sencillo atajo de teclado para hacer capturas de pantalla en Windows, es completamente lícito probar otros tipos de software. De hecho, hay programas de proveedores externos especialmente recomendados para los usuarios que creen capturas de pantalla en su vida profesional o al menos con bastante frecuencia, ya que ofrecen muchas más posibilidades de edición y un abanico más amplio de funciones. Una de ellas es la captura de pantalla automática con desplazamiento (scroll), que permite copiar toda una página web en un solo screenshot. Otra es la conocida como screencast, con la que es posible grabar lo que ocurre en tu escritorio. Esta función es especialmente útil para realizar tutoriales, pues con estos vídeos los creadores pueden mostrar al usuario lo que debe hacer en la pantalla, en vez de aclararlo de un modo poco práctico.

  • ShareX: con este software gratuito de código abierto puedes crear screencasts y archivos GIF.
  • Screenshot Captor: con esta herramienta es posible realizar capturas de pantalla con desplazamientos automáticos, así como capturar monitores múltiples de forma independiente.
  • Grabilla: el fabricante de esta herramienta de capturas de pantalla provee el software para numerosas plataformas y además ofrece un servicio propio de alojamiento de archivos.
  • Monosnap: software fácil e intuitivo sin por ello dejar de ofrecer todas las características importantes.
  • DuckCapture: esta herramienta ofrece a sus usuarios la posibilidad de unir fácilmente en una imagen mayor múltiples capturas de pantalla, además de las funciones habituales para editar screenshots.

Herramientas Tutoriales