¿Te ha gustado el artículo?
0
¿Te ha gustado el artículo?
0

SEO básico para la estructura de tu web: los enlaces internos

Por lo general, una página web está compuesta de varias subpáginas (o, sencillamente, páginas) enlazadas entre sí. Para establecer un vínculo entre dos de estas páginas se crea un enlace, link en inglés (forma abreviada de hyperlink, hipervínculo en castellano) que conduce al internauta de una página a la otra. La totalidad de los links que unen las diferentes subpáginas de una web determina su estructura de enlaces y, con ella, en última instancia, también la arquitectura global de una web.

Los enlaces internos componen la estructura de una web y a diferencia de los externos, que guían a un usuario de una web a otra, toman como referencia otros contenidos dentro de la misma página web. Este tejido de enlaces sirve de brújula para la navegación interna. Y no solo esto. Una estructura de links bien construida tiene un impacto positivo también en cuanto al SEO de las subpáginas. ¿Cómo se optimiza el perfil interno de links según SEO?

Cómo se estructura una web internamente

Para el usuario, explorar una página web debería ser algo sencillo e intuitivo. Para ello, la estructura de menú elemental debería contar con un diseño claro y evidente, aunque su apariencia final depende, al fin y al cabo, del tamaño de la web y del gusto particular de los webmasters. Recuerda que no debes perder de vista a la usabilidad, la verdadera columna vertebral del diseño web.

En muchas páginas es posible obtener una idea de la estructura de enlaces internos gracias al mapa del sitio o sitemap, donde se desglosan todos los documentos de una página web de forma visual y organizada, idealmente en una estructura jerárquica. Un mapa del sitio ilustra cómo se han clasificado las categorías y los puntos del menú y cómo se han conectado entre sí.

Obviamente, independientemente de los menús para la navegación, también es posible crear hipervínculos internos para enlazar, por ejemplo, un texto de la página en el que tratamos un tema con otro del mismo sitio que ofrece más información al respecto. En este caso se enlazan ambos textos mediante un hipervínculo interno que lleva de uno a otro. Este procedimiento se usa en especial en páginas web como Wikipedia y otras wikis.

Usar los enlaces internos para aprobar en SEO

La utilización de hipervínculos en el marco de la optimización para los buscadores es entendida por muchos webmasters como link building o construcción de enlaces, estrategia mediante la cual se intenta impactar positivamente en el ranking en los buscadores de una página generando enlaces externos hacia ella. Sin embargo, la última actualización de Google, Penguin, se ha propuesto dificultar las estrategias de link building. Muchos métodos, a menudo dudosos, que en el pasado han tenido una influencia positiva en el posicionamiento de una web son hoy, por el contrario, denostados por los buscadores. Este es uno de los motivos por el que los administradores web han pasado a concentrarse en optimizar la estructura de enlaces internos de sus páginas web.

Sin embargo y dado que los buscadores no revelan el funcionamiento de sus algoritmos, solo es posible suponer la influencia real de los enlaces internos en la posición de una página web, aunque se considera de forma generalizada que los enlaces internos influyen en menor medida sobre el posicionamiento que los enlaces externos. Aun así, si nos centramos en el marco del análisis web, una estructura diáfana de enlaces internos tiene una gran importancia, ya que los crawlers pueden recorrer la página fácilmente. Esto hace que los bots premien, en consecuencia, a aquellas páginas con una estructura de enlaces sencilla.

Por qué son tan importantes los enlaces internos

Arañas, crawlers, robots, searchbots: todas estas denominaciones sirven para referirse a los programas informáticos usados por los buscadores para examinar páginas web, a las que analizan siguiendo los enlaces que llevan a ellas y añadiendo al índice las páginas encontradas. Si una página web cuenta con una estructura interna de enlaces amigable, las arañas pueden indexar cómodamente todas las subpáginas de la web, lo que, a su vez, tiene un impacto positivo en la valoración que haga de ella. Es de esta forma que una estructura interna astuta y bien planificada beneficia tanto al usuario que la visita como a la araña que la examina.

Los enlaces internos también permiten hacer buen uso de la reputación de subpáginas individuales, ya que también heredan el denominado link juice, también conocido como link power y que define la fortaleza de un enlace, la cual es transferida a la página web a la que conduce. Es fácil entender este concepto si nos imaginamos un río, del cual se abriera un afluente por cada enlace. Cada una de estas ramificaciones transporta también una porción de la fortaleza del enlace. La distribución óptima del link juice es, de esta forma, uno de los desafíos fundamentales en la estructuración de enlaces internos según SEO, aunque ni mucho menos el único.

Consejos para crear hipervínculos internos

  • Herencia del link juice: el link power, especialmente en el caso de webs con mucha reputación, puede llegar a ser muy alto. Esta fortaleza debería repartirse entre las subpáginas importantes y la mejor manera de hacerlo es de forma equilibrada entre todas las páginas enlazadas a la principal (o punto de partida), de forma que el link power se divide por la cantidad de páginas. De ahí que, si enlazamos 10 páginas de una página web, por ejemplo, las páginas que se han enlazado se benefician mucho más que si se enlazara a 50 páginas en total.

  • Número de enlaces que conducen a una página web: cuantos más enlaces internos lleven a una sola página, más importante será considerada por la araña. Así, las páginas más importantes, como la página principal, las subpáginas relevantes o las páginas de destino, deberían contener más vínculos a la página web. Sin embargo, no hay que olvidar utilizar los enlaces internos de forma más bien discreta, por lo que deberían economizarse y aparecer solo donde tengan realmente sentido para el usuario.
  • Jerarquías horizontales: las páginas que componen una web no deberían distanciarse en clics de la principal más de lo necesario. El punto de partida es, por regla general, la página principal y si una subpágina se distancia en 10 clics será valorada de peor forma que si se distancia en solo 3 clics. Esto explica que la “profundidad” de los distintos puntos del menú sea la estrictamente requerida.
  • Posición y apariencia de los enlaces: los robots también infieren la importancia de los enlaces a partir de la construcción y, en parte, también del diseño de una subpágina. Por ejemplo, un hipervínculo colocado en una posición muy visible, que destaca por medio de un diseño especial o una imagen, será interpretado como mucho más importante que aquellos que pasen más desapercibidos al final de un artículo muy largo, por ejemplo, o en el pie de la página. Los enlaces dentro del texto siempre deberían destacarse ópticamente, lo que puede hacerse mediante un color diferente.
  • Contexto: los vínculos entre páginas con alguna relación temática también son mejor valorados, teniendo aquí un papel relevante el texto “ancla” o anchor text, que no es otra cosa que aquella parte del texto en la que se ha de hacer clic para activar el enlace. Si se quiere, por ejemplo, enlazar a una página que informe sobre un producto, su nombre debería aparecer en el texto ancla, porque estos textos, tanto en los enlaces internos como en los externos, informan al usuario sobre el contenido de la página a la que se enlaza, pero también al crawler, y ya se ha visto que satisfacerle es crucial. Hay que cuidar que estos textos no estén duplicados y que siempre sean únicos, ya que esto tiene un efecto muy positivo en el posicionamiento en los buscadores.
  • Breadcrumbs o “migas de pan”: la denominada breadcrum navigation permite a los usuarios orientarse en la página web, visualizando el punto exacto en que se encuentran dentro de la página web. Suele tener la forma de una línea, donde los puntos del menú se muestran enlazados con su página correspondiente: Página principal → Tienda online → Pantalones → Vaqueros. De esta forma se ilustra la estructura de enlaces global de la ruta que se ha seguido para llegar hasta este punto, valorado tanto por los usuarios como por los bots. Si utilizas para la estructura de navegación el lenguaje de notación de schema.org les facilitarás el análisis de las “migas de pan” a las arañas.
  • Enlaces a imágenes con texto alternativo y título: cuando se enlaza una imagen hay que añadir sin falta un título descriptivo y un texto alternativo (alt). Solo así se puede informar al buscador sobre el contenido de la imagen.
  • Desechar enlaces defectuosos o superfluos: por hipervínculos con defectos se entienden aquellos que conducen a una página de error 404, por ejemplo. Respecto a los segundos, se trata en este caso de enlaces necesarios pero que, debido a una sobreabundancia, suponen un derroche de link juice.
Consejo

¿Como es la estructura de  tus enlaces internos? ¡Pon a prueba tu página web con 1&1 rankingCoach y aumenta la visibilidad de tu página web!

El uso de enlaces internos para potenciar la usabilidad

Muchos factores diferentes tienen influencia en la visibilidad de un enlace para los buscadores y, con él, de la página web a la que conduce. Entre las tareas esenciales a la hora de crear hipervínculos internos se cuenta el desarrollo de una navegación sencilla dentro de la misma página web. Tanto usuarios como crawlers valoran muy positivamente las webs con una estructura clara compuesta por jerarquías horizontales y donde no sean necesarios muchos clics para alcanzar la información que se busca.

Un uso adecuado de los enlaces internos también permite mejorar el posicionamiento de subpáginas individuales. Mediante una distribución hábil del link juice, la correcta colocación de los enlaces, así como la manera de distinguirlos, se consigue preeminencia para las páginas enlazadas. En definitiva, los enlaces internos son un medio para aumentar la visibilidad de una página web.

SEO Google