¿Te ha gustado el artículo?
0
¿Te ha gustado el artículo?
0

Cómo aplicar el análisis web para optimizar tu página

En los negocios online es fundamental no perder de vista al público objetivo. Algunas de las preguntas que todo gestor de páginas web debe hacerse es: ¿qué es lo que espera el cliente de mi página web?, ¿cuáles son sus deseos?, ¿cómo puedo adecuar mi página a sus preferencias? Para obtener respuestas a estas preguntas, es necesario comprobar y analizar cada una de las medidas que se toman. La base para ello es el análisis web, también llamado web analytics. El marketing online reúne las condiciones técnicas para recopilar los datos que dan testimonio del comportamiento de los clientes potenciales. Sin embargo, la manera en la que se usen estos datos y los resultados extraídos de ellos para obtener el éxito de la empresa depende de cada uno.

¿Cómo funciona web analytics?

Con la analítica web se puede medir el éxito de las estrategias publicitarias y de contenido. Para ello, lo primero es determinar con exactitud el punto de partida a través de un seguimiento exacto del comportamiento de los usuarios en una página web. Las herramientas destinadas a ello registran y analizan datos sobre usuarios individuales o grupos de usuarios y proporcionan resultados en forma de cifras. Estas reciben el nombre de KPI (Key Performance Indicators) y su uso está orientado a elaborar las medidas correspondientes que conlleven a un desarrollo positivo en función de los propios objetivos.

Por medio del análisis web, los administradores de tiendas online pueden dilucidar, por ejemplo, a través de qué búsqueda ha llegado el usuario a la página web. Si ha sido a través de la palabra clave “Zapatos de mujer”, a pesar de tratarse de una tienda de ropa masculina, el análisis pone de relieve un déficit en la optimización de palabras clave. Cuando se observa de qué manera actúa un usuario en una página web y cuál es la ruta que sigue para realizar búsquedas, se pueden optimizar la navegación y los enlaces internos para facilitarle el camino hacia el producto deseado.

El gran volumen de datos permite averiguar las partes de la web que mejor funcionan y aquellas que no. Tal es el caso, por ejemplo, de los artículos de blog más leídos que ofrecen consejos de belleza. Asimismo, también es posible detectar dónde abandonan la página los usuarios y, por lo tanto, qué ámbitos requieren una optimización, como por ejemplo, la cesta de la compra.

El análisis web…

  • … puede identificar puntos débiles
  • … ayuda a realzar los puntos fuertes
  • … encauza la dirección estratégica de la empresa

Objetivos del análisis web

El objetivo de la analítica web es, básicamente, controlar el éxito de las páginas web a largo plazo. En cambio, a corto plazo y en función de la empresa, se plantean diversas prioridades específicas. Algunas de ellas son:

  • Captación de nuevos clientes
  • Fidelización de clientes ya existentes
  • Aumento de los visitantes
  • Aumento de la tasa de conversión
  • Mejoramiento de la usabilidad
  • Control del éxito de las medidas publicitarias

El uso de unos KPI u otros depende de los objetivos que se planteen. De los correspondientes valores se derivan determinadas recomendaciones en lo que respecta a la manera de actuar. Así se puede mejorar la eficiencia o reforzar la usabilidad a corto plazo.

Los indicadores más importantes (KPI) en el análisis web

Los indicadores clave de rendimiento (Key Performance Indicators) de una página web se pueden averiguar mediante el uso de diversas herramientas de análisis como Google Analytics. Entre los indicadores más importantes se encuentran los siguientes:

  • Número de visitantes
  • Procedencia de los usuarios
  • Tiempo de permanencia
  • Tasa de rebote
  • Ruta de usuario más utilizada
  • Otros

El uso de este tipo de indicadores solo es significativo en el contexto apropiado. Además de una equiparación con valores históricos y propios del sector, se trata de hallar el periodo de estudio adecuado. Para poder diferenciar entre la fluctuación diaria y las tendencias generales, es necesario examinarlas durante un periodo de tiempo prolongado. Además, los análisis deben llevarse a cabo de forma regular para poder contrarrestar a tiempo las tendencias negativas. Si quieres saber más sobre los KPI en el ámbito del online marketing, visita este artículo.

Recopilación de datos y herramientas de análisis

Los datos recopilados mediante web analytics proceden de los servidores y de los programas cliente. Para poder usar esta montaña de datos de forma adecuada, estos registros se tienen que ordenar, analizar y mostrar de forma gráfica y legible. Aquí entran en juego diversas herramientas de análisis web.

En la actualidad, el mercado ofrece numerosas herramientas para todo tipo de presupuestos y campos de aplicación. Estas abarcan, desde software gratuito destinado a un uso no comercial, hasta paquetes de elevado coste para empresas destinados a proyectos de gran envergadura. Desde un punto de vista técnico, estos programas funcionan a partir de un archivo de registro o de cookies, o utilizan una combinación de ambas. Con diferencia, la herramienta más popular es Google Analytics, y es que es usada por más del 80 % de los administradores de páginas web que se ocupan del análisis web. Sin embargo, hay alternativas a Google Analytics que centran el foco de atención en la protección de datos y la privacidad.

Ventajas de web analytics

La analítica web sirve para responder a dos preguntas importantes:

  • ¿Quiénes son mis clientes?
  • ¿Cuál es la mejor manera de dirigirme a ellos y de adaptar mis estrategias publicitarias en función de ellos?

Tal y como se ha mencionado al principio de este artículo, es fundamental conocer a los clientes potenciales para que los planes de marketing tengan éxito. A este respecto, si se sabe cuál es la procedencia de dichos clientes y los productos o la información que buscan, se pueden elaborar estrategias más ajustadas y establecer una comunicación más natural. Sabiendo las fuentes de procedencia, las palabras clave que usan al realizar búsquedas, el valor de la venta por clic y otros datos cuantitativos que se derivan de las herramientas de análisis web, se pueden sacar conclusiones sobre los campos de interés, las costumbres y las preferencias de los posibles clientes.

A medida que se van observando las reacciones a las medidas de marketing adoptadas, se pueden hacer recomendaciones partiendo de los datos del público objetivo. Cuando se obtiene información sobre el número de personas que han leído una newsletter, que han hecho clic sobre determinados artículos o han realizado una compra luego de leer uno de tus artículos, se pueden determinar fácilmente qué aspectos han funcionado y cuáles no.

Google Analytics Análisis de Datos Big Data