¿Te ha gustado el artículo?
0
¿Te ha gustado el artículo?
0

Error 403: todo sobre el código de estado HTTP 403 - Forbidden

El código de HTTP 403 es un mensaje de error que en ocasiones se muestra en el navegador y uno de los muchos códigos de respuesta del protocolo de transferencia de hipertexto (HTTP) que pueden aparecer cuando se solicita una página web. Si, en lugar de abrirse la página que se esperaba, aparece este mensaje, significa que el usuario no está autorizado a acceder a este URL. ¿Por qué no se tiene permiso para abrir una determinada página web? ¿Sería posible, aun así, acceder a este contenido? No hay una respuesta para todos los casos, pues puede haber muchas causas para un error 403. A continuación te revelamos por qué se da este mensaje de error y cómo solucionarlo.

¿Cuándo aparece un error 403 de HTTP?

El código HTTP 403 - Forbidden aparece cuando se navega en Internet y, más exactamente, en la comunicación que se establece entre el cliente HTTP (explorador web) y el servidor HTTP (servidor web). Para entender por qué tiene lugar este mensaje de error hay que echar un vistazo al proceso por el cual se abre una página web en el navegador: cuando un usuario quiere acceder a una web y solicita su URL escribiéndolo en la barra de navegación, este envía una petición al servidor web correspondiente utilizando el protocolo de transferencia de hipertexto o HTTP. El servidor, entonces, verifica la petición y, si todo es correcto, responde al navegador con un código de estado HTTP de la clase 2XX, esto es, de “éxito” (200 OK o 201 Created), tras lo cual la página web se carga y el usuario puede visitarla sin, normalmente, percibir este intercambio.

Sin embargo, las cosas son muy diferentes en el caso de un código de respuesta de la clase 4XX - Errores del cliente, a la cual pertenece también el error 403 prohibido y el más conocido de los cuales es el 404. Aquí, cada código de error se muestra en una página HTML generada automáticamente y todos consisten en respuestas del servidor que tratan de informar al cliente de que su petición no se puede procesar con éxito. El propio nombre de esta clase de código, errores del cliente, ya deja ver que en este caso el servidor considera al cliente responsable del problema, pero podría bien no serlo.

En el caso que nos ocupa, el código de error 403 especifica que, si bien la página solicitada existe, la petición del cliente no se puede llevar a cabo, de forma que se deniega el acceso del cliente a la página web por falta del permiso correspondiente. ¿De qué clase de permisos se trata? Los motivos por los que aparece este mensaje de error pueden ser muy diferentes.

Utilizando un código HTTP de error 403 muchas páginas prohíben explorar determinados directorios, como es el caso de aquellas que contienen imágenes protegidas y, siendo como es una decisión del administrador, hay poco que pueda hacer el usuario para evitar la prohibición. Sí, en cambio, en las fuentes de error que presentamos a continuación, al estar ligadas a la propia configuración del equipo.

403 - Forbidden: posibles fuentes de error y soluciones

El código de error 403 podría traducirse como “Acceso denegado o prohibido” y sería fácil suponer como desencadenante a la falta de una contraseña válida. Sin embargo, este error no suele tener relación con esta carente autorización, porque en este caso aparecería el código de estado 401. El error, más bien, tiene su origen en la configuración del cliente. Seguidamente enumeramos algunos posibles errores y sus soluciones.

Desactivar las extensiones del navegador

Un motivo frecuente de rechazo del servidor al navegador tiene que ver con las extensiones instaladas debido, por ejemplo, a la utilización de un Adblocker o un plugin de proxy. Comprueba si puedes acceder a la página web que querías visitar después de desactivarlos.

Borrar el caché del navegador

Si aun habiendo desactivado las extensiones el navegador vuelve a mostrar el mensaje de error 403, una memoria caché vacía podría representar la solución al problema.

Revisar la configuración del cortafuegos

Si esto no ha conducido al resultado esperado, aún existe la posibilidad de que el servidor web tenga algún tipo de incompatibilidad con el firewall y que, por este motivo, entregue el código 403 como respuesta. Si confías en la administración de la página web en cuestión, prueba a desactivar el cortafuegos antes de intentar acceder a ella de nuevo. Si tienes éxito, puedes incluir esta página en la lista de excepciones del firewall.

Evitar un código de error 403 de HTTP puede ser sencillo

De forma muy general, el error 403 prohibido indica que el navegador que se utiliza no tiene suficientes permisos para abrir una determinada página web, pero con los métodos enumerados arriba y un poco de suerte podrías resolver el problema. Cuando se recibe esta notificación es el momento de dedicarse más intensamente a estudiar la configuración del navegador o el cortafuegos.

También se da el caso de administradores web que, para proteger ciertos ficheros de su web del llamado “directory browsing” (examen de directorios), configuran erróneamente las autorizaciones. En estos casos la solución pasa por contactar al gestor de la web y preguntar por el motivo del error 403 que se ha recibido. No obstante, en muchos casos solo queda resignarse a aceptar que no se tiene acceso a según qué contenido web.

HTTP